La Importancia de Conocer a Tu Cliente Ideal

.
Déjame hacerte algunas preguntas…

  • ¿Te cuesta cerrar las ventas con tus prospectos?
  • ¿A tus clientes les cuesta aceptar tus precios?
  • ¿Tus servicios son poco rentables, ya sea por el trabajo o el tiempo que te toma?
  • ¿Es difícil o complicado trabajar con los clientes que consigues?
  • ¿Te hacen la vida muy difícil?

Puede que te sientas identificado con una o varias de estas preguntas, si es así, es muy probable que estés dirigiéndote al cliente equivocado.

Por lo tanto te mostraré como solucionar estos problemas, al conocer a tu Cliente Ideal.

Definitivamente tu Cliente Ideal no es todo el mercado, aunque es muy fácil caer en la trampa de creer que todo el mundo podría beneficiarse de tus servicios. Tu Cliente Ideal es aquella persona o empresa con un problema o una necesidad específica, y que está dispuesto a pagar por una solución.

Recuérdalo, ya que es extremadamente importante…

“Tu Cliente Ideal no es todo el mercado, ni todo el mundo que tiene un problema, sino personas o empresas que consideran que tienen un problema, y que están dispuestos a invertir tiempo y dinero en una solución”

.
Tu cliente no es una persona o empresa que tiene un problema y que no ve que es prioritario tener la solución. No importa si tú ves que su situación es complicada y que está afectando su negocio seriamente, mientras ellos no lo vean como una prioridad y no estén buscando una solución activamente, no son tu Cliente Ideal.

Por ejemplo, si eres consultor o coach e insistes en tratar de venderle a este tipo de cliente lo que sucede, es que les estarás intentando vender lo que muchos ofrecen, es decir, consultoría o coaching, cuando en realidad en lo que te debes enfocar es en vender la idea de contratarte a ti y no a tu competencia, en otras palabras que el cliente ya tenga tomada la decisión de contratar una consultoría o un coaching.

.
¿Ves la diferencia?

Al comprender y aplicar este concepto, lograrás cerrar más ventas y al mismo tiempo el precio de tus servicios será aceptado con mayor facilidad.

Por lo tanto, debes enfocarte en convencerlos de que te compren a ti y no a la competencia, no de venderles la idea de que necesitan tu servicio de consultoría, asesoría, coaching, etc.

En la práctica, generalmente sucede que la mayoría de profesionales independientes, coach, expertos o empresarios no se detienen a pensar con quién quieren trabajar, no son específicos en ese aspecto, y trabajan con el que “Parece” estar dispuesto a pagar por sus servicios, no definen quién es su Cliente Ideal con lo cual su mensaje de marketing, si es que lo tienen, se diluye al no estar dirigido específicamente al cliente correcto.

“Conocer exactamente quien es tu Cliente Ideal te ayudará a hacer mucho más efectivo y a definir mucho mejor tu Mensaje de Marketing“.

“De esta manera consigues atraer a más personas o más empresas con el mismo perfil de cliente, dispuestos a pagar por sus servicios”.

.
Así que si trabajar con el tipo de clientes que ahora tienes te resulta poco rentable o sencillamente no es grato trabajar con ellos, es probable que tengas que subir tus precios y/o dirigirte a un tipo de cliente con mayor poder adquisitivo.

Debes considerar que estos cambios también implican un cambio en el tipo de cliente al que te diriges, ya que no puedes cambiar el Mensaje de Marketing y pretender dirigirte al mismo tipo de personas. No es lo mismo un servicio profesional de 3.000 mil dólares que uno de 1.000 dólares.

Debes asumir que es tu responsabilidad el tipo de clientes que consigues. No pienses que es mala fortuna, que el mercado no te acompaña, o que nadie valora los servicios que ofreces.

.
¡SÍ!… Realmente es tu responsabilidad.

Una vez que definas a tu Cliente Ideal, y veas que estas recibiendo clientes que no corresponden con ese perfil de cliente definido, debes detenerte a analizar en qué estás fallando en tu Mensaje de Marketing, para identificar lo que no estás comunicando eficazmente.

Te propongo que tomes acción cuanto antes y apliques estos conceptos, deberías detenerte a pensar y analizar quién es tu Cliente Ideal.

Es muy probable que en tu negocio hayas tenido Clientes Ideales, pero no lo tengas identificado con exactitud. Piensa en esos clientes con los cuales el cierre de la venta fue sencillo, y seguramente te darás cuenta que fueron los que ya tenían decidido comprar y tenían el dinero para hacerlo.

“Recuerda cómo eran, en qué sector trabajaban o qué tipo de clientes eran, las características comunes entre ellos, y empezaras a definir el arquetipo de tu Cliente Ideal”.

.
Una vez que tengas definido tu Cliente Ideal, de acuerdo al arquetipo que tiene, a nivel psicográfico y demográfico, es decir, edad, sexo, estudios, intereses, donde vive, etc. Deberás pensar como tu Cliente Ideal, entrar en su mente, ponerte en su lugar, y una vez que te identifiques con sus problemas lo que vas a hacer es enfocar todo tu Mensaje de Marketing en resolver los problemas que él tiene.

Esto implica incorporar tu Mensaje de Marketing en todos los medios en que te comunicas, es decir, páginas de venta, artículos del blog, todos los textos y presentaciones que hagas tienen que estar dirigidos a ese Cliente Ideal, debes hablarle a él o ella.

Recuerda poner en práctica cuanto antes estos conceptos en tu negocio, y si estás comenzando con tu emprendimiento, con mayor razón.

Me encantaría saber tus resultados al implementar estos conceptos.

Hablamos pronto.

2017-04-18T23:38:20+00:00